jueves, 10 de noviembre de 2016

TARDE DE SOFOCOS


 El calor veraniego estaba en su apogeo y la piscina era el salvavidas para aliviarlo. Los niños pasaban el día con el bañador entre el agua y la sombra de los árboles, sin embargo las niñas, las adolescentes y algunas mujeres entradas en la madurez se tostaban al sol, digo bien se tostaban por que se embadurnaban en aceites a cual peor.

El día había amanecido más caluroso que de costumbre y Darío no paraba de quejarse de ello  poniendo a prueba la paciencia de su madre.

Con el último bocado se levantó de la mesa, cogió sus bártulos y salió disparado a la piscina.

Mientras el resto de la familia recogía y reposaba saboreando el café con hielo de todas las sobremesas; Darío se entretenía con el juego de rol con sus amigos del colegio.

Eran las cinco de la tarde cuando la hermana y la madre comenzaron el ritual de embadurnarse el cuerpo con el protector solar, cuando de pronto la puerta se abrió entre voces quejumbrosas cerrando de un portazo.

   ¡Me han violado! ¡Me han violado!—decía con voz desgarradora.

   Que sí mamá, que sí lo han hecho—repetía entre lágrimas Darío.

Su madre intentó calmarle pese a lo enervada que estaba, se controlaba a duras penas, mientras lo observaba detenidamente.

Lo condujo hasta el sofá y una vez sentados le pidió que le contara como había sucedido.

El niño no paraba de mostrarle los papeles del juego mientras le decía—¿Lo ves? ¿Lo ves?, ¿ves que han hecho a mi enana? A lo que la madre sosegada respondió—— ¿Qué han hecho a tu enana?—

— ¿Qué que le han hecho? —Pues está claro,¡ que la han violado!—

—Ya, pero la próxima vez di que es del juego, porque vaya susto me acabo de llevar—

—Pero mamá quién me va a violar si estamos todos en la piscina jugando—

Darío se preparó la merienda volvió a recoger sus papeles y en lugar de tomar el ascensor bajaba las escaleras de tres en tres.
 
 
 
©  Todos los derechos reservados.
 
 
 
 
 

 

 

 

 

1 comentario:

  1. Hola Toñi.
    Recuerdos veraniegos de las tardes de verano que quedaron ya atrás.
    Con susto, sofocó y berrinche incluidos, muy bueno!!
    Un gran saludo.

    ResponderEliminar