viernes, 29 de abril de 2016

SEGOVIA, HISTÓRICA Y FANTÁSTICA


   Todos conocemos la entidad histórica de la ciudad segoviana pero os cuento que sus raíces fueron arévacas y celtiberias. Fue capital y residencia de los Trastámara, allí se proclamó reina de Castilla a Isabel La Católica. Aquí también como en Toledo convivieron cristianos, judíos y musulmanes.

   Su mayor esplendor lo tuvo en la época medieval  quedando edificios, iglesias de estilo barroco, pero lo que prevalece son las obras de ingeniería que dejaron los romanos destaca su acueducto que se conserva y sigue cumpliendo su función.

   Su alcázar destaca por su tejados de pizarra que en origen no eran así los mandó cambiar el rey  Felipe II.

   Cuenta una leyenda que estando el hijo del rey asomado a la ventana en brazos de su aya se cayó al vacío y después ella se  arrojó. Sin embargo otra nos dice que estaba el príncipe jugando a la pelota  en un patio se cayó al ir detrás de ella.

   En el Siglo XIII en la frontera entre Francia y el Sacro Imperio Germánico apareció un Cristo Yacente los soldados de ambos países  no se ponían de acuerdo sobre quién debía quedarse con la imagen; entonces llegaron a un acuerdo lo subirían a una mula y donde esta se parase allí se quedaría. La mula comenzó andar y los soldados la seguían, hasta que llegó a la puerta de la iglesia  románica de S. Justo y la mula se desplomó.  Se venera en esa iglesia y es conocido como el Cristo de los gascones. 

   En la rebelión de las Comunidades se disparaban desde la antigua catedral al alcázar y viceversa, al finalizar las piedras de la catedral se utilizaron para construir la torre que sirve de cárcel en ella estuvo prisionero don Álvaro de Luna, deja de serlo con Carlos III pasando a ser Academia de Artillería. Su patrona es Santa Bárbara con el mando de Capitán General.

   En la rebelión de las Comunidades se disparaban desde la antigua catedral al alcázar y viceversa, al finalizar las piedras de la catedral se utilizaron para construir la torre que sirve de cárcel.

   Un breve relato para que se interesen por su historia, si pueden la visiten y  disfruten de sus suculentos platos.

                                                    Bajada de la red.

                                                                                                                        

 

 

2 comentarios:

  1. Preciosa es esta ciudad, la he visitado en varias ocasiones, con amigas, con familia y con pintores. Y cada vez que vamos nos sorprende. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Gracias por hacerme trasladar a lugares tan hermosos y llenos de sorprendentes historias.
    Un fuerte abrazo Toñi R. V.

    ResponderEliminar