martes, 12 de enero de 2016

REFRÁN

Cuando fuiste martillo no tuviste clemencia, ahora que eres yunque, ten paciencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario