lunes, 7 de diciembre de 2015

REFRÁN


No hay que buscarle tres patas al gato, sabiendo que tiene cuatro.

No hay comentarios:

Publicar un comentario