miércoles, 18 de noviembre de 2015

EL TIEMPO QUE TE QUEDA

   Eran las dos de la tarde del domingo pasado cuando veía la televisión mientras comía (como solemos hacer muchos con frecuencia). Suelo zapear un poco antes de quedarme en una cadena concreta.

     Esa vez me planté en la dos de TVE pues aunque el documental estaba empezado lo reconocí  al ver la escultura de la tumba de Richard Strauss, lo continué viendo ya que pertenece a una serie de ellos donde se explica de forma sencilla la ópera y el contexto en que el compositor la realiza.

    En ésta ocasión nos mostraba “El señor de la rosa” con música de Richard Strauss y el libreto a medias Hugo von Hofmannsthal. Una ópera cómica  con un toque dramático que se desarrolla en tres actos.

    A penas me dio tiempo a disfrutar de su belleza  por que estaba muy avanzada la proyección.

    Es una obra humorística y ambientada en la sociedad del siglo XVIII, también utiliza las influencias de Froid sobre las pasiones humanas. E l personaje de La Mariscala que un  principio no era el papel protagonista, a medida que la obra avanza se convierte en el hilo conductor de la trama.

    Después de ésta información os diré que versa sobre el  amor ¡Cómo no! ¡Si es lo que mueve el mundo!

     Un matrimonio maduro, adinerado y  ella cansada o aburrida o las dos cosas, se liga (como decimos ahora) a un joven o sea que tiene un amante, pero cuando pasa el tiempo el muchacho se enamora de una chica de su edad.

     La Mariscala se da cuenta de lo que ocurre y piensa “mejor dejarle yo a que me deje”.  Con una  media sonrisa  sale de escena dejando sorprendidos a los enamorados. Es que la edad nos da experiencia y ella de esa forma mantiene el control de la situación. De esta forma creará nuevos objetivos de vida.

     Cuándo baja el telón el presentador comienza a despedirse y lo hace con una pregunta “¿Qué harán ustedes con el tiempo que les queda?”

     Una buena pregunta para pensar en la realidad de cada uno porque el pasado no lo podemos cambiar pero en el futuro podemos influir y aplicar nuestra experiencia e imponernos nuevos retos o  disfrutar de todo aquello que dejamos por el camino.

4 comentarios:

  1. No seria un programa que se llama This is Opera? me gusta hasta a mi que no me gusta la opera, es myuy bueno y me cae muy bien el presentador de dicho programa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, Tere el mismo y a mí también me cae muy bien.

      Eliminar
  2. Me encanta la reflexión del final, le da un toque estupendo al relato. Un beso

    ResponderEliminar